Acerca de mi

Enrique Zervin  nace en un momento de crisis personal, me encontraba en un estado en que la pasión por mi profesión, que es  la creación artística se encontraba  nublada por la “oscuridad espiritual” ¿cuántos de nosotros no nos hemos sentido así?, haciendo lo que somos buenos para hacer, pero dejamos de disfrutarlo,  o ¿cuántos de nosotros estamos haciendo algo que no nos apasiona? 


sin embargo estaba consciente de que la única manera de encontrar el camino  estaba en apoyarme en mis talentos, así que seguí pintando hasta que un día  me encontré  con un verdadero reto, plasmar a un majestuoso, sublime y perfecto caballo, al pintar la estructura del caballo, sus músculos, su mirada, etc, fui adentrándome en ese proceso descubriendo que en el caballo había algo más profundo,  algo que a simple vista no se veía, era algo más que un animal; era la fortaleza que pensé que no tenía para salir adelante y dentro de esta paz puede observar que en el caballo se encontraban todas las virtudes que el alma del ser humano aspira a tener.


De esta manera el caballo se convierte en mi obra, en un símbolo de superación, de inspiración, de lealtad, de disciplina, entre otras.


De esta manera cada una de mis obras se convierte en un espejo que refleja el espíritu humano  y todo lo que somos capaces de lograr.


En presagios se dice que si te encuentras con un caballo en la naturaleza, entre sueños, se interpreta como una señal de que “pronto te liberarás de las ataduras que te retienen” y así es como reflejo entre sueños mi obra, para poder transmitir un mensaje que finalmente nos libere de nuestros miedos y frustraciones.



RESEÑA DE OBRA 

2023 

EL ARTE DE ENRIQUE ZERVIN

El arte de Enrique Zervin busca sorprender e impactar al espectador por medio de la monumental ida y  sus pinceladas que toman vida con el abundante óleo que  al escurrirse en el lienzo dejan marcas únicas, que junto con el color dan forma a majestuosos caballos y rostros en los que se destacan las miradas profundas,   dejando de esta manera una obra de arte que  impacta y genera experiencias que provocan  sentir y reflexionar sobre la simbiosis del ser humano y el caballo, mensaje que provoca comprender lo valiosos que  es ser humano tanto de forma  física y espiritual.

La obra de Enrique Zervin es más  que una obra ecuestre, es una obra que utiliza al caballo y al rostro humano como medios para llegar a tocar las fibras más profundas de nosotros, es una obra que llena los huecos del alma y que nuestros anhelos han dejado, sin duda es una  obra  que hace que nos identifiquemos con ella.